Profundiza

Profundiza la Conversación:
La Comunicación Saludable

Una vez que los menores empiezan a quedar expuestos a nuevas ideas y experiencias, puede volvérsenos difícil saber qué les decimos. Nadie posee todas las respuestas y lo más importante es que las conversaciones continúen.

Tus hijas e hijos siempre te están mirando y aprendiendo de ti porque te respetan y te miran como héroe. Un experto sobre el desarrollo infantil dice que “los niños escuchan aproximadamente 1% de lo que decimos y 100% de lo que hacemos”.1

Profundiza la Conversación Sobre La Comunicación Saludable

Profundiza la Conversación:
Las Relaciones Saludables

Aprende a hablar con tus hijas o hijos, en vez de a tus hijas o hijos escucha más de lo que hablas. Asegúrate de cultivar una comunicación abierta, recíproca con tus hijas o hijos, ya que esto constituye la base de una relación positiva.

Enseña a tus hijas e hijos de todas las edades que ser fuerte consiste en confiar en familiares y amistades.

Profundiza la Conversación Sobre Las Relaciones Saludables

Profundiza la Conversación:
Sexualidad Saludable

El consentimiento y cómo prevenir infecciones transmitidas sexualmente pueden ser temas intimidantes, pero con paciencia y preparación, se puede tener conversaciones muy productivas con tus hijas o hijos.

Incluso si las conversaciones sobre la sexualidad parezcan abrumadoras, los primeros 20 segundos son los más difíciles. Después de esos 20 segundos, las conversaciones son más fáciles.

Profundiza la Conversación Sobre La Sexualidad Saludable