Comienza a Hablar

Comienza a Hablar:
La Comunicación Saludable

La comunicación clara, abierta, honesta y frecuente es característica básica de una familia fuerte y saludable. Cualquier ocasión es una buena ocasión para mejorar la comunicación en la familia. La comunicación abierta es crítica para poder hablar sobre las “cosas realmente importantes.”

Si escuchas con paciencia vas a permitirle pensar y prepararse a su propio tiempo y también le dejarás saber que merece tu tiempo.

Comienza a Hablar de La Comunicación Saludable

Comienza a Hablar:
Las Relaciones Saludables

Ya sea entre amistades, en la familia o en relaciones íntimas, las relaciones saludables se basan en el respeto mutuo, la confianza, la honestidad, el apoyo, la justicia, la igualdad, en tener identidades separadas y en una buena comunicación.

Las relaciones familiares saludables preparan a las niñas y niños para cultivar relaciones saludables con personas fuera de su familia en el transcurso de sus vidas.

Comienza a Hablar de Las Relaciones Saludables

Comienza a Hablar:
Sexualidad Saludable

La sexualidad (desde las normas de género hasta la sensualidad) no tiene sólo que ver con la biología (las partes del cuerpo, el sexo o la reproducción). Crear las ocasiones para hablar sobre la sexualidad saludable puede aydar a las niñas y a los niños a desarrollar su auto estima y los valores necesarios que les permitan tomar decisiones saludables.Los madres, padres y otros adultos que actúan como guardianes cuentan con abundantes oportunidades para hablar con sus hijos/as sobre la sexualidad y hacer estas conversaciones parte de la vida diaria.

La estrategia es simple: dígales la verdad, la cual es que el sexo y la sexualidad son placeres como también son responsabilidades.

Comienza a Hablar de La Sexualidad Saludable